Ocho consejos para optimizar la relación con nuestros clientes

Gracias al auge de las tecnologías y las redes sociales, es más fácil establecer una conexión directa y personal e iniciar un diálogo con nuestros clientes. Las interacciones representan una ocasión magnífica para mejorar la imagen de nuestra empresa. Los intercambios positivos hacen volver a los clientes. Por el contrario, los mediocres provocan un rechazo en los clientes, que optan por buscar nuevos proveedores o expresan su descontento en las redes sociales.

mar-traducciones-8-consejos-optimizar-relacion-clientes

El artículo Relation client : les sept péchés capitaux des entreprises de Laurent Dupuytout nos ha servido de inspiración para establecer un listado con ocho consejos para optimizar las relaciones con los clientes:

  • Los datos sobre los clientes y el saber deben circular en la empresa; evitar la compartimentación de los departamentos.
  • Todos los departamentos de la empresa interactúan con los clientes; la relación con los clientes no depende únicamente del servicio al cliente.
  • Dirigirse al cliente en su idioma para establecer una relación de confianza.
  • Establecer procedimientos y adoptar herramientas sobre las necesidades de los clientes para evitar a toda costa la repetición de las informaciones por su parte cuando se ponen en contacto con distintos departamentos.
  • Utilizar las tecnologías móviles para acceder a los datos en todo momento y poder contestar a los clientes si nos contactan fuera del horario de oficina o cuando estamos fuera del despacho.
  • Ofrecer un abanico de canales (SMS, chats en línea, redes sociales, teléfono, sitio web, correo electrónico, etc.) para que los clientes escojan su canal preferido. La comunicación será más fluida.
  • Permanecer a la escucha en las redes sociales. Nos permitirá anticiparnos a eventuales crisis e impactos negativos sobre la marca de nuestra empresa.
  • Medir la satisfacción y la fidelidad de los clientes.

Los costes de adquisición de un nuevo cliente son elevados y solicitan mucho tiempo (prospección, oferta, negociaciones, seguimiento, etc.). Es importante cuidar las interacciones con los clientes y conocer su opinión sobre nuestros productos y servicios para que estén satisfechos y establecer relaciones duraderas con ellos.

Para profundizar en el tema:

Este artículo se publicó originalmente en el boletín de setiembre de 2014.

Leave a Reply

*