El tándem traductor-revisor, garantía de calidad

Cuando presentamos un presupuesto de traducción, a veces tenemos que responder a preguntas de clientes escépticos que parecen poner en entredicho nuestra profesionalidad.

¿Por qué hay que pagar una revisión? ¿Es que vuestras traducciones no son de buena calidad? Al contrario. Queremos ofrecer un servicio excelente a nuestra clientela y es la razón por la cual siempre implantamos un tándem traductor-revisor.

A pesar de su mirada experimentada, puede que un traductor cometa errores. Si las condiciones son ideales, dejará pasar algunas horas antes de volver a leer su traducción y, eventualmente, introducir correcciones. Sin embargo, a causa de los plazos de entrega exigidos, no siempre es posible llevar a cabo esta relectura pausada. Aunque el traductor vuelve a leer su texto antes de la entrega puede que se le escape una errata o un contrasentido. A veces ocurre, somos humanos.

El revisor aborda el texto desde una nueva perspectiva, lo descubre. Gracias a su ojo avizor, detecta las faltas que pueden haberse colado en la traducción. Más allá de una revisión gramatical y ortográfica, plantea sugerencias al traductor para perfeccionar el estilo del texto definitivo.

tandem_traductor_revisor_garantia_calidadLas fases que componen un proyecto de traducción

Al hilo de los intercambios con su revisor, el traductor enriquece su estilo y sus traducciones mejoran. La implantación de un tándem traductor-revisor es por consiguiente garantía de calidad y sinónimo de profesionalidad.

Para profundizar en el tema:

 

2 responses... add one

Hola, estoy de acuerdo contigo la revisión es muy importante, ya que puede que se nos pase errores y el revisor también puede aportar matices enriquecedores a la traducción.

Leave a Reply


*