Textos legales en los sitios web: ¿por qué es necesario traducirlos?

De acuerdo con la normativa de aplicación en España, la Ley Orgánica 15/1999 de Protección de Datos de Carácter Personal (LOPD) y la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y del Comercio Electrónico (LSSI), los sitios web concebidos para realizar actividades a través de Internet deben incluir determinados textos legales, ya sean de personas físicas o jurídicas. Por otra parte, es recomendable que los textos legales no figuren únicamente en español, sino también en los diferentes idiomas a los que se han traducido o adaptados los contenidos.

Textos legales en los sitios web: ¿por qué es necesario traducirlos?

¿Qué textos legales deben incluirse en los sitios web?

  • Aviso legal: contiene los datos que permiten identificar al propietario del sitio web y las informaciones relativas a la propiedad intelectual e industrial, entre otros.
  • Política de privacidad: especifica las cuestiones relativas a la protección de datos personales para que los usuarios del sitio web puedan ejercer sus derechos al respeto.
  • Condiciones generales de venta o de contratación: este documento estipula las cuestiones relativas a los servicios o productos que se venden a través del sitio web (derechos y obligaciones del comprador y del vendedor, características y precios de los productos o los servicios, condiciones de la compra, etc.).

 ¿Por qué es necesario traducirlos?

La presencia de los textos legales en un sitio web son la prueba de que su propietario cumple con la normativa en vigor y facilita a sus visitantes la información necesaria para que puedan ejercer sus derechos como consumidores o clientes. Como hemos comentado anteriormente, un sitio web es una magnífica tarjeta de presentación en la Red mediante la cual las empresas se dan a conocer tanto a clientes nacionales como extranjeros. Si nos hemos tomado la molestia de generar contenidos de calidad en los idiomas de los mercados donde queremos implantarnos o establecer relaciones comerciales, no descuidemos la traducción de los textos legales.

Un cliente extranjero estará más predispuesto a contactar y establecer una relación comercial con una empresa que vela por los derechos de las personas que visitan su sitio web al incluir los textos legales en su idioma. Así, sabrá que dicha empresa cumple con la normativa en vigor en su país. Es, sin lugar a dudas, una cuestión de confianza.

Para profundizar en el tema: