Licitaciones internacionales: ¿qué documentación hace falta traducir?

Cuando una empresa decide presentarse a una licitación pública, debe recabar y generar un gran número de documentos para preparar bien su propuesta. Si además el organismo ante el que licita se ubica en el extranjero, gran parte de la documentación que debe presentar será objeto de traducción. Tras la lectura atenta del anuncio de la licitación y los pliegos de cláusulas administrativas y de prescripciones técnicas, se determinará qué documentación debe traducirse y qué tipo de traducciones son necesarias, si juradas o simples.

Licitaciones internacionales: ¿qué documentación hace falta traducir?Traducción jurada
Los documentos relativos a la existencia de la sociedad requieren de una traducción con valor legal ante el organismo donde se licita: escritura de constitución, CIF, poderes notariales, etc. Hay que cerciorarse también de si la documentación debe incluir apostillas o compulsas para ser aceptada.

Traducción simple
Para otros documentos bastará una traducción simple: los pliegos, la propuesta de proyecto, la recopilación de proyectos similares realizados anteriormente, los currículos del equipo, etc.

¿Traducciones internas o externalizadas?
Algunas empresas cuentan con trabajadores nativos o con un dominio suficiente del idioma y prefieren gestionar internamente la redacción o traducción del proyecto. En estos casos es recomendable contar con una revisión exhaustiva por parte de un lingüista nativo que asegurará la calidad de la redacción y la uniformidad del estilo.

Si bien la adopción de esta medida representa a primera vista un buen método para reducir los costes de traducción, no deben perderse de vista los costes ocultos. El tiempo que un trabajador dedique a redactar o traducir partes del proyecto será tiempo que no dedicará a sus quehaceres. Por otra parte, los traductores y revisores nativos expertos, gracias a su mirada fresca y su dominio del tema, pueden detectar incoherencias y lapsus en los documentos originales.

Sea cual sea la fórmula escogida, saber cuáles son los requisitos y los documentos requeridos nos ayudará a optimizar los recursos humanos y los fondos disponibles. Asimismo, es primordial establecer una buena coordinación y comunicación entre el equipo que compila y redacta la documentación que se incluirá en el pliego para la licitación y el equipo de traducción y revisión para optimizar los plazos de ejecución de las traducciones para que la documentación esté maquetada e impresa dentro del plazo estipulado para el envío.

One response... add one

Leave a Reply


*