La comunicación intercultural en los negocios

La interculturalidad, tal y como la define el Centro Virtual Cervantes, es un tipo de relación que se establece intencionalmente entre culturas y que propugna el diálogo y el encuentro entre ellas a partir del reconocimiento mutuo de sus respectivos valores y formas de vida.  No se propone fundir las identidades de las culturas involucradas en una identidad única sino que pretende reforzarlas y enriquecerlas creativa y solidariamente. El concepto incluye también las relaciones que se establecen entre personas pertenecientes a diferentes grupos étnicos, sociales, profesionales, de género, etc. dentro de las fronteras de una misma comunidad.

La comunicación intercultural en los negociosExisten grandes diferencias de comportamientos y valores de los miembros de una comunidad cultural a los de otra. Los problemas de comunicación y comprensión no se generan únicamente por el hecho de hablar otro idioma, sino y sobre todo por pensar, actuar y relacionarse con los demás de distintas maneras.

Cada cultura tiene sus propias normas y aunque no estén escritas, deben respetarse. El saludo es más efusivo en algunos países que otros (encaje de manos, beso) y no hace falta cruzar el continente para comprobarlo. Las naciones tienen un estilo de comunicación más o menos directo, la manera de poner fin a los conflictos, mediante una resolución rápida o lenta, también difieren de una cultura a otra. El grado de socialización también influye en el comportamiento de las personas.

Sea como sea, el multiculturalismo crece en los países y más aún en las empresas multinacionales. Los trabajadores de las empresas con una clara vocación internacional, que se marchan a trabajar al extranjero o que están en contacto con clientes extranjeros necesitan recibir formación para manejarse de forma apropiada en los intercambios y las relaciones interculturales.

Conocer, comprender y aceptar las características culturales de las personas extranjeras con quienes realizamos intercambios comerciales nos permitirá evitar los malentendidos y la adopción de un comportamiento etnocentrista. Con ello, crearemos una sinergia productiva, en vez de reforzar las diferencias culturales que facilitará el diálogo y la consecución de nuestros objetivos. A través de la búsqueda de comportamientos universales conseguiremos construir un amalgana de ambas culturas sin olvidar las raíces en que se fundan.

Para profundizar en el tema:

Curación de contenidos sobre comunicación multilingüe en Scoopit!